Las Fechas

Les Angles, una de las estaciones de esquí de Las Nieves Catalanes, celebrará 50 años en el 2014.

En 1961, Les Angles contaba apenas con 250 habitantes cuyo ritmo de vida estaba marcado por la agricultura y el pastoreo. Subsistir gracias a la agricultura no resultaba fácil y la gente más joven empezó a abandonar la región para acceder a trabajos más lucrativos.

Por aquel entonces fue cuando la localidad decidió tomar las riendas de su futuro y luchar contra el éxodo rural, invirtiendo de manera constante para impulsar el esquí creando una extensa zona dedicada a este deporte que contase con el equipamiento más moderno e innovador.

La aventura dio comienzo en 1964 con la inauguración, el 15 de octubre, del primer telesilla en Capcir (Les Jassettes), al que siguió el primer telesquí (Le Llaret), el primer cable tendido hacia un futuro radiante y lleno de vida.

Esta idea de implantar una estación de esquí en los Pirineos Orientales: ¿era un simple reto?, ¿la había generado el convencimiento de un éxito seguro?, ¿o la necesidad imperiosa de crear empleo en la región para conservar sus fuerzas vivas? ¡En realidad fue la combinación de todo ello!

Lo cierto es que las personas que pusieron todo su empeño en este proyecto demostraron ser muy perspicaces, dándose cuenta de que Les Angles está ubicada en un lugar que disfruta de los tres activos más valorados por las estaciones de esquí: un entorno bien conservado, nieve y sol.

A lo largo de este medio siglo de existencia se han sucedido numerosas innovaciones, lo que ha permitido que Les Angles pueda ofrecer a los usuarios infraestructuras modernas para esquiar y para los demás momentos de ocio.

Medio siglo de un sueño, de vida, de cooperación y de innovación turística…

Más allá de sus innumerables logros, desde el principio también ha sabido mantener una identidad propia, la de una estación de esquí de Las Nieves Catalanes.

Un destino lleno de encanto donde la tradición y la cultura conviven con la modernidad de una estación de montaña que le recibe con los brazos abiertos en cualquier estación.

Se trata de un concepto único en los Pirineos Orientales, en el que la estación forma parte integral de la localidad. Les Angles debe su éxito a que las pistas llegan hasta los pies del campanario del pueblo, pero no sólo a eso, también a la profesionalidad de todas las personas implicadas y a su hospitalidad.

La estación también se ha ido labrando su buena reputación gracias a una capacidad de innovación constante que aplica conceptos originales, a su inmejorable ubicación y a las excepcionales vistas que van del macizo del Carlit hasta los pies del Canigó. El trazado de las pistas atraviesa el bosque y sirve de inspiración para fomentar el respeto a la naturaleza.

Para el invierno 2013/2014, la estación ya tiene preparada su nueva página web, que cuenta con una “plaza de mercado”, una tienda desde la que organizar y reservar su estancia a golpe de ratón: forfaits, alojamientos, cursos de esquí, material y actividades.

Desde el punto de vista del esquí, la estación abrirá una nueva zona segura en el área esquiable: la Costa Verde, que responde a las expectativas de los usuarios ofreciendo cuatro pistas nuevas.

Una estación de esquí que quiere seguir resultando acogedora, innovadora y dinámica.