El trail

El trail BTT, cercano al senderismo pedestre pero a bicicleta, es sin duda la práctica más popular de la BTT.

Se trata de pasear de forma más o menos deportiva por caminos variados. Existen gran número de circuitos de trail permanentes balizados, así como trails puntuales organizados por clubs o asociaciones.

Las bicicletas de trail deben ser cómodas, polivalentes y fiables.

La práctica del trail en BTT es un deporte difundido. La Federación francesa de ciclismo prepara itinerarios balizados especialmente previstos para este uso. Los hay para todos los niveles.

Incluso para el trail, se recomienda llevar casco y preparar el itinerario, preferiblemente con un mapa topográfico, en caso de una salida en solitario o fuera de los circuitos balizados.

Los trails los organizan especialmente los clubs locales para los ciclistas de BTT aficionados. El club organizador se encarga de balizar y preparar los recorridos.

Normalmente, se proponen varias distancias que permiten la participación de todos: las familias y los practicantes de este deporte en un recorrido que evita las dificultades técnicas y los desniveles pronunciados, y los más experimentados pueden realizar bucles suplementarios recorriendo las dificultades interesantes del sector.

El material que puede utilizarse en trail va de la bicicleta más básica a las mejores bicicletas “All Mountain”. La elección dependerá del presupuesto, del recorrido y de las sensaciones que se buscan (algunos dan prioridad al nerviosismo y eligen bicicletas de Cross-Country ligeras sin suspensión trasera, mientras que otros dan prioridad a la comodidad y a la facilidad de manejo que aporta la suspensión trasera en detrimento del peso y del rendimiento de la bicicleta).