La Gastronomía Catalana

 

Los visitantes que recorren los altos cantones de la región catalana admiran la belleza de los paisajes, respiran el aire puro y disfrutan del frescor del agua, pero por si esto no fuera suficiente…

La cocina catalana se caracteriza por una gran diversidad de productos que la convierte en una cocina de pleno derecho. Se identifica por el uso de contrastes dulce-salado, agridulce y técnicas culinarias específicas.

los platos de la mesa catalana también son especialmente apreciados, en particular la charcutería de montaña y el alioli, pero también...

  • charcuterie les angles
  • cargolade les angles capcir
  • cuisine catalane
  • miel du pays catalan
  • escargots les angles
  • myrtilles des pyrénées
  • fromage capcir les angles
  • légumes des angles

La Ollada

Sopa de col con manteca. Es una sopa campesina que antiguamente se cocía durante horas en un rincón del hogar con fuego de leña y en una olla.

Las Boles de Picolat

Albóndigas de carne picada, Picolar significa “picar”. Es el plato más popular de Rosellón, caracterizado por la amalgama de sabores del ajo y la canela.

La Cargolada 

Caracoles asados, parrillada de caracoles al aire libre; la cargolada se acompaña con un auténtico alioli y un vino rosado con cuerpo, bebido en porrón (recipiente con cuello muy fino que permite beber a chorro).
Una amplia variedad de productos que constituyen la riqueza de la región. 

La angélica silvestre (La Coscoll)

La angélica silvestre pertenece a la familia de las umbelíferas y crece en las laderas de las montañas. Cruda, constituye una exquisita ensalada, deliciosa y refrescante (la parte inferior del tallo, la parte blanca, cerca de las raíces, es más tierna).
En el Capcir, se recoge a mediados de junio ya que, después, el tallo se vuelve correoso. La angélica silvestre tiene un aroma suave, tónico, estimulante y sudorífico. Tiene propiedades beneficiosas para el organismo.

Licor de Coscoll

También se puede utilizar la angélica, concretamente las semillas, para elaborar un licor que forma parte de la composición del Bénédictine.

Patatas del Capcir - Patata de altitud

La montaña catalana es famosa por la calidad de sus patatas de altitud. Aunque se cultivan diferentes variedades, la Mona Lisa es la reina de las patatas. Su sabor único y su método de producción han permitido a algunos agricultores obtener la marca Parc. Plantadas en primavera, las patatas se recogen en otoño, cuando el frío anuncia suavemente su presencia.
Muy extendido en el Capcir, el cultivo de la patata se ha convertido, en los últimos años, en una auténtica fuente de diversificación para los productores de las altiplanicies.
Sin antigerminativos ni destrucción química de las hojas, el cultivo de la patata que practican los productores tiene como objetivo proponer una producción respetuosa con el medio ambiente a escala humana.
La recogida otoñal y la clasificación se realizan de forma manual o semimanual.

En el marco de un programa pedagógico basado en la patata, todos los años, las escuelas de educación primaria del Capcir, participan en “su fiesta”. Los niños, a través de talleres de artes, visuales y plásticas, preparan una exposición que se presenta durante la fiesta de la patata.

Como cada año, una vez finalizada la recogida, fiesta de la patata, mercado de la patata, productos de la región, animaciones en la calle, etc., en Matemale.